15/3/11

DESTRUCCIÓN MASIVA: LOS ACOSADORES

Por motivo de salubridad laboral, convivo con mascarillas, guantes de látex y geles antisépticos, que suponen una barrera eficaz contra virus, bacterias y hongos, aunque nunca infalible. Ahora, he decidido añadir al ajuar una máscara de gas que suponga una barrera eficaz contra malos humos, confabulaciones, persecuciones, mentiras, vilipendios, desprecios y miseria humana, tampoco infalible. Si me reconoceís, no es que acabe de salir de una fiesta fetish, es que estoy currando.
Nunca me he sentido acosada, porque igual que carezco del gen de la envidia, carezco del sentimiento subjetivo que determina el sentimiento de acoso. Por eso, me ha costado mucho identificarles, pero están ahí, son ellos, han llegado: Acosadores y Hostigadores, en definitiva otros Depredadores más. Y, no sé de qué planeta vienen, pero proliferan como las cucarachas y, como a ellas, no les afecta ni la radiciación.

Tampoco les afectan los sentimientos de los demás, carecen de empatía por completo y de autopercepción, hasta el punto de que el Acosador ni siquiera sabe que acosa, para ellos eres un bulto más, previsiblemente utilizable en aras de sus propios intereses, dinero y poder, nada emocional, no hay sufrimiento en sus miradas, ni amor, ni siquiera amor por sus hijos. Tienen pedigrí, y han sido falsos acusadores de generación en generación, da igual delatar a hermanos, que vecinos, pobres o ricos, porque su inquina es tan despreciable que ni siquiera tienen la capacidad de establecer estrategia alguna, pero sobreviven y se transmutan gracias a ella. Están manchados de sangre y no tienen ninguna escala moral por la que puedan mínimamente percibirlo, ni no creerse sus propias mentiras. De noche, duermen tranquilos; de día escrutan, buscando víctimas a las que culpar de sus crímenes y derramar más sangre, generalmente para engordar sus bolsillos. Falsificadores de una realidad que no tienen capacidad de gestionar. 

Son un desecho, pero se creen investidos de derechos. Por encima del bien y del mal, por encima de las propias leyes que ellos promulgan. Y así, ocupan sus holgados sillones, y gobiernan sus diminutos y paupérrimos feudos. Y su odio se incrusta en tus costillas. 

Alguna vez fueron niños o adolescentes, pero se replicaron, ahora creen ser ellos, creen ser humanos, pero ya no les queda humanidad, sólo mentiras y más odio. En definitiva, son replicantes y procede su destrucción masiva.

Y, como la máscara de gas no es infalible, a ello he añadido un lanzallamas (mucho más útil y efectivo).

4 comentarios:

Valcour y sévérine dijo...

Cuánto tiempo. Sigo una corazonada y tecleo la dirección de tu blog. Ahí está, renovado, después de meses de inactividad. Compruebo que no soy el único que ha hecho su particular travesía del desierto. Y constato, de paso, que estás en forma, mejor que nunca. Lista para desenmascarar a las falsas vacas sagradas y otras alimañas que pueblan el mundo subterráneo. Me alegro mucho de que hayas encontrado tu sitio, y que hayas sabido llegar hasta él. Y agradezco a tu Amo y Señor el que nos permita seguir disfrutando con la lucidez de tus textos. Sólo nos vimos una vez, en un local de la zona de Conde Duque, después de mucho intercambio de correo, y, al poco, arrastrado por mi propia crisis personal, desaparecí sin dejar rastro. Cualquiera, desde fuera, podría pensar que se trata de una banal historia de encuentro nocturno y clásica despedida matutina con resaca y mala conciencia. Nada más lejos de la realidad. Es lo malo de los tópicos que se pasan o se quedan cortos. Fue más bien el cruce fortuito entre dos barcas a la deriva. Después, volví a entrar en tu blog, para descubrir que habías echado el cierre. Imaginé que estarías de regreso al ignoto planeta del que procedes. A mí, por mi parte, me tocó iniciar mi retorno al centro de la tierra. Cada cual tiene su viaje. Al leerte, me doy cuenta de hasta qué punto el tuyo ha sido difícil y doloroso, pero fructífero.

Un saludo y mis respetos a tu Señor.

e{_Az_} dijo...

Por unos instantes me has planteado un acertijo, y sabes que me gusta. Es una alegria volverte a leer. Durante mucho tiempo quise darte las gracias porque me diste buena suerte, nada pasa por nada, y Tu energía, aún desde el fondo de la tierra, hizo que esa misma madrugada, sin resaca, ni mala conciencia, conociese a quien hoy es mi Señor, quien me da un presente y me da algo mucho más importante: un futuro. Soy feliz, y creo que Tu incidiste de alguna forma en ello.

Yo me asenté en la Tierra y creo que Tu has regresado del fondo de Ella. Te reconocí en el Kingdom, pero no era lugar ni momento para reencuentros. Además, he cambiado. Y acabo de descubrir Vuestro blog, que linkeo a nuestra guarida y espero ver muy pronto lleno de experiencias.

Me debes una cena, para el mes que viene si os parece y con el permiso de mi Señor, y esta vez seremos cuatro en lugar de dos XD.

Me alegra Tu regreso. Un beso.

lakhesis dijo...

Me gusta el cambio de la tipografía de tu blog :) Es mucho más clara, elegante y legible.

Sobre el contenido genial, como siempre.

Un besote!

e{_Az_} dijo...

Hola lakhesis :D
Muchas gracias, porque también me han comentado que la letra no se lee muy bien y cansa un poco, y no sabía si cambiarla.

Estos días ando un poco liada, pero tengo ganas de escribir, y que no todo sean exabruptos, jeje.

Un besazo para ti y mi respeto para tu Señor.