12/9/08

PERMITIDME TUTEAROS, SEÑORES

Panda de deshonrados caballeros, que os atrevéis a descalificar llamando amitos a los otros, como si eso os enalteciera por el mero hecho de creeros más Amos, más Hombres, más Dominantes. Cerdos petulantes que eructáis y os rascáis el culo en presencia de quien queréis someter y vejar, porque claro está vosotros sois muy Amos y hacéis lo que os viene en gana, incluso podéis crear una sinfonía de apestosos pedos, amantes de lo artístico. Maniacos viles y miserables que buscáis en la Dominación un modo de afirmación a vuestras inseguridades. Frustrados que entendéis un no como un sí y un sí como un también, que sois tan egocéntricos que ni siquiera advertís el profundo rechazo en los ojos de quien ni siquiera puede miraros a la cara, no por respeto, sino por asco. Difamadores que proferís insultos descontrolados por la ira y el cabreo por no reconoceros, por no sentiros, por decir no, o basta, por no haberme sabido ni instruir, ni domar, ni disciplinar, por no estar a la altura. Sedientos de tetas, de culos y coños maltratados y torturados para los que la esclava vale menos que un pimiento y la entrega es un término que ni siquiera os habéis molestado en mirar en un diccionario. Abofeteadores y sodomizadores que creéis en la entrega espontánea de una puta esclava porque es incuestionable que eso es lo que quiere la muy zorra. Hediondos pies que obligáis a lamer, cuando precisamente besarle los pies al Amo es el acto espontáneo y sublime que tanto anheláis. Mentirosos, impresentables desconsiderados con las ilusiones de una esclava, traidores emocionales, ladrones de fantasías y sueños, irrespetuosos con la naturaleza de una esclava porque la va la marcha. Narcisistas indolentes. Cochinos que introducís vergas malolientes y rezumantes en mi boca, buscadores de sexo fácil, que fácil es con una esclava porque no os sentís obligados a satisfacerla y así ocultáis vuestra incapacidad de hacerlo. Payasos arrogantes que pretendéis vencer a fuerza de palos, disfrutad del momento y de mi huida. Cerebros severamente dañados por la culpa, que sentís desprecio por una perra después de usarla. Falsos autosuficientes, falsos guerreros, falsos Amos, que no sois ni seréis quienes aparentáis ser. Dictadores, maltratadotes, tiranos, machistas hambrientos de burda humillación. Incultos, iletrados, analfabetos para quienes la exclava, la humilliacion o el anelo tienen el mismo significado que una kaka pinchada en un palo. Cobardes que os ocultáis en la sombra del irc alimentándoos de vuestras propias pajas, derramadores de lefa sobre el teclado del ordenador, irresponsables egoístas que jugáis a roles que ni siquiera sentís más que en la polla. Degenerados degradados por una vida que no habéis sabido administrar, involucionados, faltos de autoconciencia. Ausentes de disciplina, carentes de método, de forma, de modo, de ideas, de hábitos, de imaginación, de lujuria… a los unos y a los otros, a todos vosotros, permitidme tutearos.

A todos Ustedes que cada noche me han consolado, que cada tarde me han guiado sin sentirse obligados a hacerlo, que cada mañana me han recordado. A quienes han suplido mi ausencia de Amo, enseñándome todo lo que son, Amos que han compartido su alma conmigo, sus conocimientos, sus teorías, sus análisis, que me han ayudado altruistamente a despojarme de la vergüenza, a hacer incursiones en las perversiones más abyectas, a soportar la soledad, a crecer, a profundizar en mis deseos y anhelos. A quienes me han deseado, a quienes me han respetado en mi condición, a quienes siempre me han tratado simplemente como lo que soy, y me han enseñado a mostrarme digna. A quienes se han molestado en indagar en mi, han descubierto mis deseos íntimos y secretos, han reafirmado mi necesidad de rendición. A quienes han osado abrir la caja de los truenos. A quienes no me han juzgado, y me han reprendido cuando era necesario. A quienes me han escuchado desahogarme, a quienes firmemente han sujetado las riendas cuando me comporto como una yegua desbocada. A las palabras de ánimo y fortaleza, a quienes me han entretenido para paliar mi ansia enseñándome música y literatura, y cocina, y arte, y lugares exóticos, y me han hecho reir y soñar y fascinarme. A todos Ustedes en quienes se puede confiar, en quienes se puede depositar Todo, incluso la vida. A todos Ustedes que me han hecho sentir orgullosa de haberles conocido, a todos los que reconozco como Amos, porque lo son, lo saben y administran su poder, a todos los que alguna vez me han dejado sin habla, sin palabras, como volatilizada. A quienes he soñado con servir y he deseado subyugarme… a todos Ustedes, Señores, permitidme postrarme humildemente a sus pies.

9 comentarios:

Es el mensaje, no el mensajero dijo...

Sorpresa agradable y refrescante de ver que, al menos un timpo, te centras y concentras en tu desnudez más cruda, como me gusta, sin censuras ni pudores; aunque se perciban los misterios de la discreción o a veces sólo por el misterio mismo.

Vomitas la abyecta verdad con lucidez y desparpajo. No es menos valiosa porque la impulse la frustración lacerante de los falsarios.

Ay el día ese en que hagas lo mismo sobre ti, y con similares filos exhibas la disección, tras asumir las certidumbres de los imprescindibles cambios, tras desprenderte de las 'mudas' que, entonces sí, sean la renuncia a las veleidades de la voluble reina de los mares (al pie de las montañas).

(Si mantengo reservada mi identidad es para que no te traiciones. No se trata de que esa luz la tamices por las vinculaciones con una persona concreta o con un nick. Lo sabrás algún día, si procede).

(A efectos de lo anterior, y ya que lo moderas y revisas antes, esto es solo para tus ojos como clave de identificación futura, que no precisa salir a la luz pública: 'Un azote... y un beso profundo, zorra').

Es el mensaje, no el mensajero.

cosmic slave dijo...

De sus palabras se desprende que se ha cruzado en mi camino... me sorprende que me llame zorra y quizás otras cosas que no entiendo muy bien desde el anonimato.

Tengo el privilegio de moderar, pero este es un espacio abierto y no censuraré a nadie que tenga algo que decir.

Disfrute del blog.

Es el mensaje, no el mensajero dijo...

Jajajaja

Tu comentario sobre lo que dices no entender bien desde el 'anonimato' ratifica que 'es el mensaje, no el mensajero'. Lástima que todavía (es pronto) estés enfocada en tratar de saber o deducir quien te ha escrito y no en la felicitación, primero, y la luz que se te aporta después.

Ojalá no quedé perdido el 'mensaje' y lo retomes con otros ojos cuando tu femenina curiosidad mire en la dirección correcta, que es lo que dice y no quien lo dice.

Por otra parte, no he debido hacerme entender bien, porque no pensé ni pretendía que dejaras el mensaje oculto, velado o 'censurado'. Lo que quise decir era que el segundo y último paréntesis sí podías suprimirlo de la publicación. La frase 'sólo para tus ojos' (usada hasta en las películas de James Bond) es algo así como 'reservado' 'secreto' o 'confidencial' usada en muchos ámbitos profesionales u oficiales.

Menos 'sorpresas' y da por repetida aquí la frase que un día te servirá para saber.

Es el mensaje, no el mensajero.

Anónimo dijo...

¡Cielos!

Qué tremendo patetismo y vergüenza ajena provoca que haya mentes inmaduras y obsesivas que persiguen a personas hasta su blog con el ánimo de provocar cinco minutos de desconcierto y dos de atención.

Cuánto "Chaquespeare" de pacotilla empeñado en crear altisonantes combinaciones lingüísticas, como si de ello dependiera el premio Cervantes, para no decir nada y acusar mucho.

Cuánto tiempo perdido en rebozarse en la frustración por culpa de un rechazo, un desdén o un mohín sufridos, en lugar de tragar saliva, recolocarse las gónadas (o los ovarios) y seguir hacia delante.

Cuánta pluma mal colocada.

-----------------------------------
Excelente tu texto, esclava en la Tierra. Soy Dominante y practicante desde hace muchos años y no cambiaría ni una coma de lo que has publicado. No tengas miedo, pese a las amenazas, de arrancar la máscara a más de uno/a y de ensalzar al/la que se lo merece.

Sigue así.

Anónimo dijo...

Señorita…. y permítame que así la llame porque no la conozco; crudo, soez e incluso en ocasiones de mal gusto su texto, pero no por ello falto de razón en muchos aspectos.
Bonito lo de juzgar y tener varita para ello, bonito lo de adjetivar por tener vocablo para tal fin, pero yo me pregunto, ¿acaso es algo nuevo? ¿Qué nos enseña su texto que no sepamos?
Señorita…. el mundo es variopinto, y en él, hay cabida para todos. Para los Dominantes respetuosos con alguien sumiso, para los Dominantes irreverentes, para los Dominantes cegados de Ego subido, para los “Dominantes” buscadores de pajas eventuales, para los “Dominantes” falto de escrúpulos…….. permítame aconsejar sin ser experto en consejos, busque primero la persona, vea en él, al Dominante, y allí encontrara el Amo que anhela.
Sí, es cierto, en irc hay “caballeros” disfrazados que creen ser lo que no son y aparentar lo que gustaría ser y nunca pondrán, pero quien soy yo para juzgarlos si en mi camino los separa mi indiferencia… sólo, es elegir, y por supuesto, mirar a otro lado cuando la coincidencia les atrae. No es menos cierto que igual que hay supuestos “amitos”, como vos dice, también hay supuestas “sumisitas” a las cuales se las puede llamar reinas del pavoneo, reinas de un nick con minúscula que las haces por ello más sumisas, buscadoras hambrientas de polla que las goce, sin pensar un momento en la esencia de la entrega, pero permítame señorita, qué yo, no caiga en el error, no juzgaré pues no pretendo ser juzgado.
Entiendo o quiero entender, que solo el dolor de encontrar lo qué ud llama “amitos” y no reconocer en ellos a su Dominante, entiendo o quiero entender que el tropiezo en ellos, y entiendo o quiero entender que siendo de otro planeta pero viviendo en la tierra, la búsqueda no es tarea fácil, no se desanime señorita y piense que “el que se dedica a las venganzas, conserva frescas sus heridas”.

Un placer.

L.

cosmic slave dijo...

Las sumisas Señor, no tienen la responsabilidad de portar un látigo, una vara, de tomar decisiones, de castigar o instruir... y esa, es una gran diferencia.

Las sumisas Señor, corremos riesgos físicos y psicológicos, nos enfrentamos a miedos, desnudamos nuestro ser, cedemos por completo nuestra estima personal... y esa, es una gran diferencia.

Y, por todo ello, en el BDSM no todo vale, y es, debería ser, y ojalá fuera, una responsabilidad (en este caso compartida) de Amos y sumisas no admitir todo.

Dulce_Amo1969 dijo...

Terrible reflexión, fruto de la experiencia.

Creo que nos sirve a los Amos para ver en qué grupo queremos estar, si en el primero o en el segundo.

En cuanto a lo de "zorra", eso sólo te lo puede llamar tu Amo. En caso contrario se te ofende a ti, y se desprecia algo tan hermoso como la entrega de esclavas y sumisas.

Y por lo que respecta a los comentarios de "sumisitas", no dudo que las haya. Pero desde luego quien te conoce sabe que no es posible aplicarte ese término.

Suerte en este extraño planeta.

Daryus dijo...

Hola,
Yo no se si pertenezco a un grupo, al otro, a los dos, a ninguno. Pero eso es algo que tampoco me importa, se lo que soy y con eso me basta. No entiendo los mensajes anónimos, si uno quiere decir algo lo dice, y sino se calla. El mensaje suele ser importante dependiendo del mensajero, la credibilidad radica en la persona que lo genera no en el mensaje en si. Al final algo que era fresco, provocador, que puede gustar o no, que no te deja indiferente. Se ve alterado por otra polémica que no viene al caso, por que cada uno opinaremos de ti de forma distinta. Pero no estamos para opinar de ti, o si?, Ahora es tiempo de tu escrito, de lo que dices. Se valiente, sigue. Besillos

cosmic slave dijo...

Hola,
Deseo hacer un inciso en referencia a las sumisas, tan sólo decir que intuyo que para los Amos también es dificil, y que muchas veces se encontraran cosas complejas de digerir y desagradables sorpresas, así como ilusiones rotas... y eso también me da mucha pena, porque nadie auténtico y honrado merece ser engañado.

Gracias a sus comentarios Dulce_Amo y Daryus. En cuanto a los Anónimos, sólo decir que también tienen cabida, porque respeto que haya personas que quieran preservar su intimidad, y siempre, siempre, de un modo u otro me aportan cosas que agradezco, y me hacen pensar.